El Espíritu Lasallista

Ponemos hoy en tus manos con alegría y esperanza, el Reglamento de nuestro Colegio. En su contenido encontrarás el ideal juvenil que ha servido de inspiración a legiones de Lasallistas aquí en Puerto Rico y en todas las partes del mundo donde De La Salle está presente.

Los rasgos característicos que nos dan a todos el “aire de familia” están contenidos en los ideales de De La Salle: “DIOS, PATRIA y HOGAR”.

La palabra DIOS, nos recuerda los valores religiosos. El valor de la Fe, el que debe inspirar e iluminar toda la vida del verdadero Lasallista. La Fe, que fue la virtud distintiva de San Juan Bautista De La Salle, y que él dejó como espíritu y fundamento de la obra educativa que fundó. La Fe, que nos hace ver la vida de una manera especial, con entusiasmo y alegría, y que aún en medio de las mayores dificultades nos brinda un rayo de esperanza.

La palabra PATRIA, nos recuerda los valores cívicos. La responsabilidad que tenemos con la tierra que nos vio nacer. Hemos de amarla y tratar de engrandecerla con nuestra conducta, nuestra vida, nuestro trabajo y nuestro esfuerzo. Por eso debemos interesarnos por conocer su historia y la vida de los personajes que la han engrandecido.
El amor a la Patria y a sus valores cívicos, nos llevará también a apreciar sus tradiciones, su cultura, su música…, porque todo ello forma parte de nuestra Identidad.

La palabra HOGAR, nos recuerda los valores familiares. La responsabilidad de los Padres para con sus Hijos, así como el respeto y obediencia de parte de éstos hacia sus progenitores. El hogar ante todo debe ser una comunidad de amor, sentimiento que se extiende a toda la familia y la fortalece.

Queridos jóvenes Lasallistas, si quieren ser fieles a los Ideales de De La Salle, estos tres valores: DIOS, PATRIA y HOGAR siempre tienen que estar vigentes en su vida.